Crash test: Las 4 SUV’S de lujo más seguras 2018

Un crash test es un ensayo que reproduce o simula un impacto de un vehículo y tiene por objeto analizar el comportamiento de un sistema (un sistema de retención, la carrocería de un vehículo,…) ante tal impacto. Los crash tests se emplean hoy día básicamente para el desarrollo de sistemas de seguridad y retención de ocupantes.

Los crash tests pueden ser reales con vehículo completo, es decir cuando se impacta un vehículo contra un elemento fijo o móvil (otro vehículo por ejemplo), o pueden ser de simulación. En los ensayos de simulación se sitúa sobre una plataforma el sistema o entorno a ensayar (por ejemplo una carrocería de vehículo) y ésta se impacta reproduciendo el mismo choque que se produciría con el vehículo empleando un dispositivo mecánico de frenado que reduce la velocidad de la plataforma igual que en el impacto real. La reducción de la velocidad a cero de la plataforma de ensayo o de un vehículo en un crash test se realiza a modo de referencia en aproximadamente una décima de segundo.

El protagonista principal de un crash test es el dummy o maniquí de ensayo, un dispositivo de forma y tamaño humano equipado con multitud de sensores (acelerómetros, células de carga, sensores de desplazamiento,…). Los dummies sustituyen a las personas en las pruebas y permiten valorar el riesgo de lesión y su severidad ante un choque.

En esta ocasión mencionaremos detalladamente lo que pasó durante el impacto de las camionetas, tanto de los dummies como de la carrocería del automóvil. A continuación te mostramos las 4 Suv’s de lujo más seguras del presente año de acuerdo al crash test realizado:

1. BMW X3

 

 

OCUPANTE ADULTO

El compartimiento de pasajeros del X3 se mantuvo estable en la prueba de compensación frontal. Las lecturas falsas indicaron una buena protección de las rodillas y los fémures del conductor y el pasajero.

BMW mostró que se proporcionaría un nivel de protección similar a los ocupantes de diferentes tamaños y a aquellos sentados en diferentes posiciones. Todas las regiones corporales críticas del muñeco pasajero estaban bien protegidas en esta prueba. En el impacto de barrera rígida de ancho completo, la protección tanto del conductor como del pasajero trasero era buena o adecuada, excepto el cofre del maniquí posterior, cuya protección se calificó como marginal, en función de la compresión del cofre.

El X3 anotó puntos máximos en la prueba de barrera lateral, con buena protección de todas las áreas críticas del cuerpo. En la prueba de polo lateral más severa, las lecturas ficticias de compresión de costillas indicaron protección marginal, mientras que la de otras áreas del cuerpo fue buena. Las pruebas en los asientos delanteros y los reposacabezas demostraron una buena protección contra las lesiones por latigazo cervical en caso de una colisión por alcance. Una evaluación geométrica de los asientos traseros también indicó una buena protección contra latigazos cervicales.

El sistema autónomo de frenado de emergencia anotó puntos máximos en las pruebas de su funcionalidad a bajas velocidades a las que se causan muchas lesiones por latigazo cervical, con colisiones evitadas a todas las velocidades de prueba.

2. Volvo XC60

 

OCUPANTE ADULTO

El compartimento de pasajeros del XC60 se mantuvo estable en la prueba de compensación frontal. Las lecturas simuladas indicaron una buena protección para todas las áreas corporales críticas del pasajero y de las rodillas y fémures tanto del conductor como del pasajero.

Volvo demostró que se proporcionaría un nivel de protección similar a los ocupantes de diferentes tamaños y a aquellos sentados en diferentes posiciones. En la prueba de barrera rígida de ancho completo, la protección de ambos maniquíes fue buena, excepto para el cofre del pasajero trasero, cuya protección se calificó como marginal. Tanto en la prueba de barrera lateral como en el impacto del polo lateral más severo, la protección de las áreas críticas del cuerpo fue buena y el XC60 anotó puntos máximos.

Las pruebas en los asientos delanteros y los reposacabezas demostraron una buena protección contra lesiones por latigazo cervical en el caso de una colisión por alcance. Una evaluación geométrica de los asientos traseros también indicó una buena protección contra latigazos cervicales.

El sistema de freno de emergencia autónomo de ajuste estándar obtuvo puntajes máximos en las pruebas de su funcionalidad a bajas velocidades típicas de la conducción urbana, evitando colisiones a todas las velocidades de prueba.

 

3. Audi Q5

OCUPANTE ADULTO

El habitáculo del Q5 se mantuvo estable en el impacto frontal. Las lecturas simuladas indicaron una buena protección de las rodillas y los fémures tanto del conductor como del pasajero.

Audi demostró que se proporcionaría un nivel de protección similar a los ocupantes de diferentes tamaños y a aquellos sentados en diferentes posiciones. Todas las regiones corporales críticas del maniquí de pasajeros estaban bien protegidas. En la prueba de barrera rígida de ancho completo, la protección de todas las regiones del cuerpo fue buena, con la excepción del cofre de ambos maniquíes y el cuello del maniquí del pasajero trasero, cuya protección fue adecuada.

Las pruebas en los asientos delanteros y los reposacabezas demostraron una buena protección contra las lesiones por latigazo cervical en caso de una colisión por alcance. Una evaluación geométrica de los asientos traseros también indicó una buena protección contra latigazos cervicales.

El Q5 tiene, como equipamiento estándar en Europa, Audi PreSense City, un sistema autónomo de frenado de emergencia. En las pruebas a bajas velocidades, típicas de la conducción urbana, donde se producen muchas lesiones por latigazo cervical, el sistema funcionó bien, evitando la colisión con el objetivo, excepto la velocidad de prueba más alta.

 

4. Mercedes GLC

OCUPANTE ADULTO

El compartimiento de pasajeros del GLC se mantuvo estable en la prueba de barrera de desplazamiento frontal. El auto obtuvo el puntaje máximo por suprotección del maniquí del pasajero delantero, con buena protección de todas las áreas críticas del cuerpo. Las lecturas simuladas indicaron una buena protección de las rodillas y los fémures tanto del conductor como del pasajero.

Mercedes-Benz demostró que se proporcionaría un nivel de protección similar a los ocupantes de diferentes tamaños y a aquellos ocupados en diferentes posiciones. En la prueba de barrera rígida frontal de ancho completo, el conductor delantero anotó puntos máximos, con buena protección de todas las regiones del cuerpo. Para el pasajero trasero, la protección del cuello era adecuada y la del cofre era marginal, la cabeza y los fémures estaban bien protegidos.

El GLC anotó puntos máximos tanto en la prueba de barrera lateral como en el impacto más severo del polo lateral, con buena protección de todas las áreas críticas del cuerpo. Los asientos delanteros y los reposacabezas proporcionaron una buena protección contra el latigazo cervical en las pruebas de Euro NCAP y una evaluación geométrica de los asientos traseros indicó el mismo alto nivel de protección para los ocupantes de esos asientos.

El frenado autónomo de emergencia es estándar en el GLC. Las pruebas mostraron un buen rendimiento a bajas velocidades, típicas de la conducción urbana, en las que se producen muchas lesiones por latigazo cervical.

 

 

 

REFERENCIAS:

  • http://www.casualplay.com/es/consejos-practicos/que-son-los-crash-tests
  • https://www.bmw.com.mx/es/index.html
  • https://www.volvocars.com/mx
  • http://www.audi.com.mx/mx/web/es.html
  • https://www.mercedes-benz.com.mx/

 

Post a comment