Ford: una empresa que no se detiene

 Ford: una empresa que no se detiene

Ford Motor Company es una empresa líder mundial en productos automotrices y financieros pero no se conforma con ser una “buena compañía”, quiere convertirse en una “gran empresa”, enfocada en hacer del mundo un lugar mejor. Y a esto se han dedicado desde su creación en 1903.

Una buena compañía ofrece excelentes productos y servicios, una gran empresa, además, se preocupa por hacer nuestro mundo un mejor lugar donde vivir.

Visión Ford

Gran parte del legado del emblemático negocio está implícito en el modelo T, lanzado en octubre de 1908. Aquel auto se caracterizó por ser resistente, liviano, fácil de reparar y adecuado para caminos en mal estado. Y tal y como lo soñó Henry Ford, este era un auto al que muchos podrían acceder por tener un valor de 850 dólares (950 dólares con un parabrisas y techo).

El Modelo T se convirtió en un símbolo del transporte seguro a muy bajo costo. Durante su período de ensamblaje desde 1908 hasta el verano de 1927 fueron vendidos más de 15 millones de modelos.

Otra de las razones que resalta el trabajo de Ford está asociado a los cambios que introdujo dentro del proceso de producción. Las ideas del ingeniero y economista Frederick Winslow Taylor sobre la organización científica del trabajo impulsaron una estructuración de las rutinas que permitieron a Ford aumentar las velocidades de producción y la línea de montaje móvil. La compañía norteamericana fue capaz de entregar series de hasta 2,000 autos por día en 1916, y hasta 9,000 en 1924.

Ford llegó a la industria automotriz el celo por la alta calidad de los productos y la fuerte vocación de servicio al cliente. Pero si nos preguntamos cómo han hecho para llegar hasta allí, encontraremos las respuestas en las líneas centrales de su misión, visión y valores.


¿Que te pareció el artículo de “Ford: una empresa que no se detiene”?

Puedes leer más artículos aquí

O puedes seguirnos en nuestras redes sociales:
Facebook | Instagram | Twitter | Youtube

Comparte este artículo:
Eduardo Perez, autor en car fast