Ser conductor designado es una gran responsabilidad

Ser conductor designado es una gran responsabilidad

Movilizarse en la ciudad para salir en las noches de fiesta siempre es una preocupación sobre todo a la hora de incluir las bebidas alcohólicas. Las respuestas a este tema siempre recaen en las mismas opciones, taxis, Uber, aplicaciones semejantes o tener que depender de un conductor responsable que se mantenga sobrio.

1. Responsabilidad
Implica un compromiso con todos los pasajeros dentro del vehículo, forzando a este a ser consciente del peso que recae en sus manos.

2. Sueño
El conductor sufre de sueño de igual manera que el resto de personas. Siempre hay que tener en consideración el estado del responsable, evitando forzarlo si hay riesgo por cansancio.

3. Subestimar
Normalmente las personas depositan toda su confianza en el conductor de manera que deciden dormirse o dejar de considerar la labor de este, ayudándolo a desconcentrarse y poniendo en riesgo la seguridad de todos.

4. Seguridad
El riesgo de asaltos implica una mayor atención, ya que detectar vehículos sospechosos o que conduzcan de manera problemática es tarea de todos.

5. Presión
No forzar a una persona que no quiere llevarte solo ocasiona más problemas, y de igual manera, no te tienes que sentir obligado, no es justo que cada vez que te vean te usen de chofer, que tengas que cargar de más el auto, soportar que te ensucien o terminar ejerciendo de ambulancia o enfermero.

Estas reglas afectan también en las aplicaciones o servicios de chofer privado, puesto que depositar tu confianza de manera excesiva, como las personas que van muy alcoholizadas o las que se duermen, es aumentar las probabilidades de riesgo en accidente o asalto.

 


¿Que te pareció el artículo sobre “Ser conductor designado es una gran responsabilidad”?

Si deseas leer más artículos interesantes dar click aquí

Puedes seguirnos también en nuestras redes sociales en Facebook | Twitter |  Instagram