Zacua: Innovación en movilidad sustentable.

El auto de la edición:

La marca Zacua nace por la necesidad de acelerar la transición de México hacia el uso de energías amigables con el medio ambiente, buscando la iniciativa de generar una propuesta positiva en la movilidad de las grandes ciudades, partiendo de la creación del primer automóvil totalmente eléctrico de marca mexicana. Buscando ser un parteaguas, tanto en el segmento automotriz como en la integración de marcas mexicanas en materia de ecología.

Origen:

Jorge Martínez Ramos es el empresario que decidió fundar Zacua, partiendo de uno de sus negocios más fructíferos, como son la adquisición de espacios exclusivos para estacionamientos y la integración de parquímetros abarcando toda el área metropolitana; formando la empresa líder en este sector en todo México, Compañía Operadora de Estacionamientos Mexicanos, S.A. de C.V. (COPEMSA).

Te recomendamos leer: Zacua inicia operaciones en Puebla ¡Orgullo mexicano!

La palabra Zacua proviene de la lengua náhuatl y da nombre a un ave que vive al sur del país, también es llamada oropéndola de Moctezuma, por haber sido la favorita del emperador. Es así como esta palabra se eligió para dar nombre al automóvil, buscando tener tanto como un elemento mexicano en su imagen, como una referencia al cuidado del medio ambiente.

Fabricación:

La fábrica decidieron ubicarla en el parque industrial Puebla 2000. Maneja una línea de montaje artesanal, a manos de mujeres poblanas que son las encargadas del ensamblaje. Esta fábrica busca lograr la meta de generar 200 unidades anuales y actualmente puede llegar a ofrecer el ensamblado de un vehículo diario.

Para lograr una relación entre la inversión que se necesita para la producción, Martínez, nos comenta que la inversión para generar 2000 unidades es más o menos de 500 millones de pesos.

Para la fabricación de estos automóviles, se busca englobar una proveeduría nacional, trabajando de la mano con empresas que buscan acelerar la tecnología de coches eléctricos y de electro movilidad en el país, con la intención de integrar puros materiales mexicanos y así convertir el Zacua en un vehículo 100% mexicano.

Beneficios:

Las electrolineras que COPEMSA está instalando en sus estacionamientos se busca que sean de uso totalmente gratuito, una ventaja que debería alentar al mercado de personas que utilizan este tipo de vehículos. Entre otras de las ventajas que se encuentran al adquirir un automóvil eléctrico, está el hecho de que la inversión tiene un tiempo de recuperación de unos 3 a 4 años, teniendo en cuenta que no se pagan: tenencias, impuestos sobre vehículos nuevos, verificación, gasolina y encima el mantenimiento de Zacua es cada dos años. El motor de un coche de combustión ronda aproximadamente las 55,000 piezas, mientras que un motor eléctrico oscila entre las 4000 y 5000 piezas, lo que significa, que un motor eléctrico usa menos refracciones, tarda menos en arreglarse y suponga un gasto menor para su reparación.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), ofrece el servicio de instalación de un segundo medidor, para que la carga del auto eléctrico no afecte tanto a la factura de electricidad, en la casa de los propietarios de estos nuevos coches, manteniendo baja la tarifa eléctrica.

En comparativa existe una gráfica que aporta la CFE, que nos da a entender el gasto en relación con el consumo que genera un motor de gasolina a un motor eléctrico.

En un motor de combustión el kilómetro cuesta $1.10, si consideramos la autonomía completa del Zacua (160 Km) multiplicamos: 1.10 x 160 = 176 pesos.

En un motor de electricidad son 0.53$, si multiplicamos por la autonomía: 0.53$ x 160 = 84 pesos. Concluyendo que, en promedio, un kilómetro recorrido con energía eléctrica es entre 40% y 60% más barato que un recorrido con gasolina.

También hay que tener en cuenta que la eficiencia de un motor de combustión es de 35%, puesto que se pierde entre la fricción y el desprendimiento de calor. Mientras que los motores eléctricos tienen una eficiencia del 90%.

Especificaciones del auto:

Existen 2 versiones actualmente, Zacua MX®2 y Zacua MX®3, la única variante es el diseño y la capacidad del maletero, por la versión Zacua MX®2 cuenta con un volumen de 247.5 litros mientras que el Zacua MX®3 es de 487.5 litros.

Ambos son vehículos biplaza, cuentan con frenos ABS regenerativos y circuito hidráulico, los discos delanteros miden 210 mm de diámetro mientras que los traseros son de 160 mm. Usa rines de aleación de aluminio de 15 pulgadas.

La suspensión delantera cuenta con ruedas independientes tipo McPherson con horquillas inferiores y amortiguador vertical. Mientras que la suspensión trasera cuenta igual con ruedas independientes, tiene un brazo con estabilizador de eje de auto deformable.

El motor eléctrico es PMSM Electrónica Sevcon Gen4, tiene una potencia máxima de 34 kW (45 hp) a 3750 rpm y un torque de 87 Newton por metro. Da una Velocidad máxima de 95 km/h, pero cuenta con un gobernador que lo limita a 85 km/h. Teniendo en cuenta que la velocidad máxima permitida en las vías rápidas en la Ciudad de México es de 80 km/h, hace que esté totalmente adaptado a la ciudad. Es tracción delantera con transmisión automática y tiene una relación de 1:5.79.

Su autonomía tras una carga al 100% es de aproximadamente 160 Km. La carga del 20% al 100% es de 8 horas y se puede cargar por secciones.

También lee: Zacua – 11 cosas que debes saber del auto eléctrico mexicano

Curiosidades de la empresa:

Las baterías de los vehículos eléctricos están hechas en su mayoría de litio, material que únicamente se extrae del continente asiático y que su distribuidor principal es el mercado chino. Uno de los problemas de este tipo de baterías es que todavía no se sabe que otra vida se les pueden dar después de exprimir su uso al máximo a través de los motores eléctricos.

Jorge Martínez da una posible solución, gracias a su empresa COPEMSA, ya que la vida de la batería en estos vehículos ronda los 8 años de autonomía, Jorge Martínez tiene pensado reutilizar estas baterías en las electrolineras que tiene en sus estacionamientos públicos, aumentando así la vida de uso de estas baterías a 20 años.

Su intención es instalar electrolineras en todos sus estacionamientos distribuidos por toda la ciudad de México y también en las principales ciudades del país. Actualmente Car Fast Automotores, agencia automotriz online, es la distribuidora oficial de la marca Zacua. Se encarga de la comercialización del auto vía internet, a través de su página y busca facilitar la adquisición de estos vehículos con la ayuda de los financiamientos que ofrece Car Fast Financial, facilitando planes de hasta 8 años: primero y único plan financiero de este tipo en México.

El precio del Zacua es actualmente de $569,000 pesos mexicanos. Se busca rebajar este precio a medida que el coche empiece a tener mayor número de piezas de origen mexicano y su demanda empiece a crecer.

Por el momento, este vehículo nos da un acercamiento al futuro, como uno de los automóviles fundamentales para realizar un cambio hacia una movilidad eco-responsable.